Tipos de Lentes

Lentes Monofocales

Los lentes Monofocales son aquellos que tienen la misma graduación en toda la superficie. Con ellos se puede corregir cualquier ametropía como Miopía, Hipermetropía, Astigmatismo o Presbicia. Normalmente estos lentes son usados por personas menores de 40 años.

Lentes Progresivos

Los lentes Progresivos son las lentes más evolucionadas de la actualidad, y permiten a las personas mayores de 40 años con Presbicia una visión correcta a todas las distancias (en el plano lejano, medio y cercano), con una transición suave de una a otra, sin “saltos” entre ellas. Esta característica técnica implica una característica estética: al no tener “cortes” que delimitan los campos de visión, las lentes progresivas dan un aspecto natural a los ojos.

Lentes Bifocales

Los lentes Bifocales cuentan con corrección para visión de cerca y de lejos, pero no para visión intermedia. Es decir, pasan de un campo de visión a otro de forma abrupta, con un “corte” o un “salto”. Como consecuencia de esto, ofrecen una visión poco natural a la que cuesta adaptarse. Los lentes Bifocales eran una buena solución para las personas mayores a 40 años con Presbicia hasta que aparecieron los lentes Progresivos.